Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

Primera Parte: ¿Obama o Romney?

En casi todas las elecciones, existen distintas razones para votar. Algunos votan porque realmente les gusta su candidato, otros por ser fiel a su partido. Algunos mas votan en contra de un candidato que odian, y otros votan con indiferencia, tal vez al que les parece menos malo.

Analicemos algunos temas específicos que definen a estos dos candidatos:

Política fiscal y económica: Esta es la más importante. Si bien el partido republicano se auto-presenta como la opción “conservadora”, es decir la que desea controlar los gastos, la realidad no justifica el titulo. Ronald Reagan se canso de decir que el gobierno era el problema, pero durante su presidencia de ocho anos, la deuda publica aumento considerablemente. ¿Por qué? No creo que fuese por hipocresía, mas bien por “realismo politico”. Reagan quería recortes en muchos programas del presupuesto nacional, pero también queria recortes impositivos y aumentos en el presupuesto de defensa nacional. Los demócratas en el Congreso le dieron la reducción de impuestos e incremento en los gastos militares que él quería, a cambio de que no recorte otros servicios y gastos. Consecuencia: Menos dólares disponibles para pagar mas gastos, o sea mayor acumulación de deudas.

George W. Bush fue un caso muy parecido a Reagan y también acelero mucho la deuda fiscal, ya que consiguió una reducción de impuestos enorme, pero tambien fomento un aumento muy alto en los gastos de Medicare a través de su plan de medicinas, e ademas inicio dos guerras. Al mismo tiempo, nunca encontró ninguna propuesta para vetar, y los gastos y la deuda se aceleraron como una Ferrari.

El demócrata Clinton mantuvo los gastos y los impuestos constantes, y fue sorpresivamente el único presidente reciente que logro un superávit anual. Le doy un crédito parcial, ya que fue muy favorecido por la burbuja tecnológica del fin de siglo, que luego le exploto en la cara a George W. Bush, y que afecto, junto a los ataques del 9/11 al primer periodo de su presidencia, y le dieron excusa para establecer las medidas que marcaron el rumbo hacia la burbuja inmobiliaria que empezo en el 2004, y la crisis financiera del 2008.

Obama aumento bastante la deuda, y no hay indicaciones de que cambie de postura si el re-elegido. ¿Que haría Romney? No se sabe ya que no da detalles, aunque los expertos neutrales dicen que los números en su plan fiscal “no cierran”. Romney decidió no ofrecer nada específico, tratando de no perder ningún voto. Los republicanos repiten constantemente, que si se recortan los impuestos, el crecimiento económico será tan alto que generara mas actividad económica y mayor recaudación de impuestos. Pero esto fue precisamente lo que intentaron durante los ocho anos de George W. Bush, y las consecuencias, desde el punto de vista fiscal fueron excelentes para los mas ricos, pero nefastas para el país y las otras clases sociales.

Obama tuvo la excusa de recibió al país hundido en una crisis financiera y una recesión de magnitud generacional, pero no supo encontrar la manera de efectuar reformas, ni de cambiar a los personajes financieros que fomentaron y permitieron que ocurriera el robo mas grande de la historia durante la ultima burbuja y colapso  financiero. El lobby financiero es de enorme poder en EEUU, y ninguno de los dos candidatos ha querido tirárselos en contra, por lo que poco ha cambiado, y poco cambiara, al margen de quien sea elegido. Obama, como fiel demócrata, ha presentado presupuestos que en teoria favorecen un poco más a las clases media y baja, pero también aceleraron la deuda enormemente y los resultados fueron escasos. El crecimiento económico ha sido anémico, y la realidad es que todos los segmentos han sufrido. Como es de esperar, Romney  lo ha criticado duramente, y ha prometido el sol y la luna, pero los numeros historicos muestran que, para la clase media, el problema empezo hace treinta anos, y es obvio que ese periodo, los presidentes republicanos la han hundido al igual que los democratas. Los pobres siguen bien abajo como siempre, mientras que los ricos pasaron de recibir el 30% de todos ingresos en 1980, al 46% en el 2010, y en estos ultimos 24 meses subieron aun mas gracias la subida de Wall Street, inflada por el Fed y sus famosos QEs.

Personalmente creo que el presidente tiene poco efecto en el crecimiento económico del país. En EEUU, la clase media y baja, al igual que el pais, tienen grandes problemas de deudas acumuladas por tres décadas, y sean quienes sean los proximos presidentes, esas deudas obligaran a caminar con mochila al hombro por los próximos veinte o treinta anos. Al margen de lo que prometan los candidatos de turno, es poco probable que la economia del pais pueda volver a crecer al ritmo de los ochenta y noventa, que fueron una ilusión basada en créditos, y no un crecimiento económico real y sostenible. Mi voto: Neutral.

Religión/Creencia en Dios: En EEUU, en el siglo 21, un candidato presidencial puede ser negro, mujer, incluso hispano, pero si declara que es cualquier cosa excepto cristiano, no tendrá ninguna posibilidad de ganar. Esa es, tristemente, todavía la realidad. En las ultimas décadas, la derecha cristiana voto siempre por el candidato republicano, por eso, si la creencia religiosa del candidato es importante para usted, probablemente votara a Romney. Si bien él es Mormón, una iglesia posee las creencias mas extrañas dentro del cristianismo, y los votantes religiosos no lo quieren tanto como querían a George W. Bush, están dispuestos a ignorar las diferencias sectarias, y recordar que Romney comparte con ellos la mayoría del credo cristiano; y creo que sus palabras al respecto son sinceras.

Obama dice ser cristiano, tal vez lo sea, pero la realidad es que si no lo es, no pudiera decirlo públicamente, ya que seria un suicidio político. Si es verdad que es creyente, dudo que la religión sea un tema de relevancia en su vida. Personalmente prefiero una persona analítica y racional tomando decisiones en la Casa Blanca, y no alguien que consulte con su cura favorito, con un astrologo, que le rece a Jesús para que este le envía instrucciones telepáticamente. Tampoco quiero a un presidente que sienta presion o deudas con el segmento religioso. La Primera Enmienda Constitucional en EEUU en 1802 reafirmó sabiamente  una separacion firme entre la Iglesia y el gobierno. Que asi continue. Mi voto: Obama

Continuara. Eduardo Brandt

Anuncios

octubre 2012 Posted by | ECONOMÍA, EEUU, Finanzas, La vida en EEUU | Deja un comentario

Yo no subo. Entonces yo no bajo

A menos de un mes de la elección presidencial en EEUU, el debate sobre las opciones para la postura fiscal tiene más vigencia que nunca. Por primera vez, el que sea elegido Presidente tendrá que trabajar antes que nada, en lograr algún tipo de acuerdo presupuestario para evitar el “acantilado fiscal” del que se habla tanto. Durante la última ronda seria de negociaciones en Agosto del 2011, en la que no hubo acuerdo, se adoptaron medidas para que a partir de Enero 1 del 2013, un recorte general y proporcional de aproximadamente el 10% del presupuesto ocurra automáticamente. Pero adicionalmente, los impuestos subirán el mismo día para la mayoría de los sectores, ya que se permitiría que caduque el enorme recorte impositivo que entro en vigencia en el 2003 cuando George W. Bush era presidente.

No quieren recortes

Este golpe doble sería muy complicado para la economía que ha crecido anémicamente desde la “Gran Recesión” del 2008-2009, y somos pocos los que lo vemos como algo positivo. Que concepto: ¡Empezar a pagar las cuentas!  El problema de fondo es que los políticos están sujetos a elecciones, y por lo tanto prefieren hacer lo que les permita ganarlas, y por esa razón, oponerse a las directivas de su propio partido sería suicidio político.

Los republicanos son particularmente estrictos con su castigo; cualquier Senador o Congresista Republicano al que se le ocurre aceptar cualquier impuesto nuevo, por mas razonable que sea la propuesta, recibe una enorme X en la frente y le toca ir a pelear la reelección primaria absolutamente solo y en contra de otro candidato Republicano que será puesto a dedo por partido, en particular por la facción del estratega Grover Norquist; y que tendrá todo el apoyo financiero y logístico del partido. En otras palabras, para los Republicanos no existe ningún impuesto nuevo justificable desde ningún punto de vista, por eso la ventaja de que ocurran automáticamente a través de la expiración del recorte anterior, así no hay manera directa de asignar responsabilidad.     

No quieren impuestos

Los Demócratas, por otro lado, siempre tuvieron enormes dificultades encontrando programas gubernamentales ineficientes o innecesarios, a pesar de que abundan enormemente. Los recortes del 10% serán muy duros de asimilar, las únicas ventajas que lograron conseguir son: 1. Que son recortes universales, y nada se salva, ni siquiera la vaca sagrada de los Republicanos: el Departamento de Defensa. 2. Que no entraran en vigencia hasta después de las elecciones, de lo contrario la reelección de Obama se hubiera complicado bastante más.  

Igual, me cuesta creer que el doble golpe se vuelva una realidad; aun si no hay acuerdo antes de fin de año, creo que a principios del 2013, con el nuevo Congreso y Presidente, es probable que se logre algún tipo de arreglo más suave que reemplaze  al “acantilado fiscal”. En el peor caso, si es que no hay arreglo y caemos al acantilado, sufriremos mas a corto plazo (1 a 5 años), pero menos a largo plazo (6 a 25 años), algo que a personalmente prefiero ya que tengo un tremendo sentido de culpa por la irresponsable situación fiscal que mi generación les estar entregando a las próximas.

En cuanto a la política fiscal, en los últimos 30 años, los Republicanos y los Demócratas han tenido prioridades muy distintas,  y solo algo en común, son los dos igualmente de incompetentes en obtener un acuerdo razonable que empiece a balancear los libros del país. En la próxima hablaremos de las propuestas y consecuencias de las posturas de cada partido. Eduardo Brandt

octubre 2012 Posted by | ECONOMÍA, EEUU, La vida en EEUU | Deja un comentario