Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

De vuelta los banqueros

En el último artículo intenté explicar las diferencias entre las filosofías económicas de Keynes y de la “Escuela Austríaca” de Hayek, aclarando que prácticamente todos los gobiernos siguen las ideas de Keynes. Hoy hubo una confirmación de esta realidad cuando el clan de los banqueros centrales mas importantes del mundo anunció una acción coordinada para inyectar mas liquidez en el sistema financiero, facilitando el acceso de los bancos a dólares a través de unas líneas de cambio que se activaran para rescatar a cualquier sector que lo necesite. Estará activo, en principio, hasta Febrero del 2013. El Fed de Bernanke fue el director de orquesta del plan y los beneficiarios principales son los bancos.

Desde principios del 2008, los gobiernos y bancos centrales del primer mundo están metidos en esta guerra contra el desmoronamiento del sistema, que se originó cuando las dudas de los inversionistas fueron apagando la confianza, muchas veces exagerada, que habían tenido por mas de dos décadas.

La política de todos estos gobiernos, de solventar la crisis actual, sin detenerse a analizar consecuencias futuras, se describe muy bien en inglés con la frase “Not under my watch”, es decir, “No ahora que yo estoy a cargo”. Después; que explote el mundo. El mensaje es claro, las monedas se están diluyendo con el objetivo de re-inflar los activos, que incluyen las acciones, los bienes raíces y todos los bienes tangibles, incluyendo los metales preciosos. Los especuladores en EEUU contentos por la ayudita, subieron el Dow casi 500 puntos, total para ellos, el largo plazo no existe, pueden entrar ahora y salir en 15 minutos.

El problema con este tipo de intervenciones es el mismo de siempre: Tenemos una crisis global por exceso de deudas acumuladas, y la solución que se implementa es la de agrandar la deuda.

Por los próximos años veremos una enorme volatilidad en los mercados, burbujas en sectores que seguramente van a ir rotando; y claros ganadores y perdedores. 

¿Quienes van a ganar? La misma minoría de siempre que entiende estas reglas de juego y mueve las fichas correctas con apuestas a corto plazo con dinero propio y/o ajeno.

¿Quienes van a perder? Todos los demás, en particular las clases media y bajas que no poseen ni conocimiento, ni activos que floten con la marea inflacionaria, y van a pagar precios mas altos en todo lo que necesiten. También los ahorristas que ven su poder adquisitivo cada vez mas disminuido, y las rentas de sus ahorros ridículamente bajas. Y por último la juventud, que tendrá que manejar presupuestos futuros cada vez mas descontrolados.

El mundo moderno ha potenciado una falencia humana que existió a través de toda su historia, “el cortoplazismo”.  Parece que en este ambiente de comida rápida, comunicación instantánea y satisfacción inmediata, pensar en el futuro es  simplemente una idea anticuada.

Tómese un vaso de vino y no se quede pensando demasiado; la enorme volatilidad asegurará que  las noticias financieras van a ser muy entretenidas. Eduardo Brandt 

Anuncios

noviembre 2011 Posted by | ECONOMÍA, EEUU, Finanzas | 1 comentario