Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

Convivencia y Disturbios

Una de las curiosidades de vivir en EEUU es la convivencia en el trabajo, las escuelas,  y los barrios, de personas de diferentes razas. Esto, hoy en día ocurre en muchos países, pero cuando llegué a vivir a EEUU en 1980 me sorprendió bastante. Venía de un país donde el espectro de colores de piel es mucho mas reducido, con una mayoría de la población descendiente de los inmigrantes de la europa mediterránea y de los indígenas que lograron sobrevivir la colonización de esos inmigrantes, pero poca gente de otros lados, por lo que allá, en su mayoría, ni los claros son tan claros, ni los oscuros tan oscuros.

Pero aquí, donde el estereotipo del norteamericano de raza blanca, al menos en esa época, era de piel y pelo bien claro, esos que se ponen colorados si están al sol un rato, y que muchos de los de piel oscura tienen al menos en parte, genealogía africana, las diferencias resaltaban mucho mas.

Desde el primer momento podía observar que los barrios y las escuelas estaban bastante segregados y era relativamente fácil distinguirlos estéticamente, aún si no había nadie en la calle. Algunas cosas han cambiado en los últimos treinta años, pero muchas diferencias persisten. En el condado en el que vivo, en el sur de Florida, el cambio principal fue el aumento de la población hispana, que ya es oficialmente la segunda más numerosa del país, después de la población de raza blanca.

Claro que esto de contabilizar a las razas no es una ciencia exacta porque un porcentaje alto de la población desciende de mas de una raza. Por ejemplo, estudios de DNA indican que un 60% de gente auto-calificada como afro-americana tiene al menos un 10% de descendencia europea. La madre del presidente Obama era blanca y su esposa Michelle tiene un antepasado blanco, aunque mucho mas remoto.

También existe variedad dentro de cada grupo racial, por ejemplo en EEUU, los hispanos entramos dentro de una canasta que incluye desde la tez bien clara a la bien oscura, y también diferencias grandes en costumbres e idiosincrasia, al margen del color de piel.

En el mundo moderno son pocas las regiones que mantienen una hegemonía genética, pero sigue siendo curioso que estos experimentos de integración y convivencia racial tengan éxito la mayoría de los días. El mas interesado en evitar conflictos entre grupos étnicos es el gobierno, y sus esfuerzos para evitarlos, a través de educación y concientización son enormes, empezando en las escuelas. Como consecuencia los que mejor se adaptan a las diferencias son los chicos mas chicos. Además, cualquier crimen que incluya “odio racial” es penalizado mucho mas severamente. Estas medidas son necesarias porque conflictos entre razas atentan contra la estabilidad de cualquier nación.

 

De vez en cuando, las circunstancias exponen los miedos y resentimientos que muchos llevan adentro, el siglo veinte nos trajo muchos ejemplos de alrededor del mundo; de las barbaries que los seres humanos son capaces de cometer por odio a otros grupos.

En EEUU, estos últimos treinta años trajeron algunos cambios positivos para la integración cultural, pero en una medida importante el progreso ha sido nulo y vergonzoso: la disparidad en la adquisición de riqueza. Como los gráficos lo muestran, la típica familia blanca tiene una riqueza acumulada igual a 19 veces la de una típica familia negra, y 15 veces la de una típica familia hispana. ¡19 y 15! ¿No le parece que esto pudiera ameritar unas quejas más enérgicas de los que tienen menos? ¡A mí sí!

Increíblemente, la diferencia es bastante más grande de lo que era en 1984. Esto parece un complot siniestro, y si bien no tiene justificativo, tiene una explicación. El ciclo desde 1984 hasta el 2007 fue muy bueno para los activos financieros e inmuebles, que multiplicaron su valor varias veces. Para haberlo aprovechado al máximo, obviamente, una familia tendría que haber adquirido esos activos antes de que suban sus precios. Las familias hispanas y negras, al igual que las familias más jóvenes en general, que son menos experimentadas y confiadas en el sistema económico, no participaron en ese ciclo de aumento de valores, e incluso cuando empezaron a hacerlo, llegaron tarde al ciclo y compraron con valuaciones muy altas para luego verlas caer precipitadamente. Por eso, y por el alto desempleo que causó en esos grupos, la recesión económica está golpeando selectivamente mucho más a las minorías que a los blancos, y a los jóvenes que a los de edad media y mayor. A los jóvenes, para colmo, mi generación los está dejando ahogados con dolorosas deudas fiscales que tendrán que resolver en el futuro.

 

 

 

 

 

 

 

(Gráficos de Pew Research Center)

 

Se me hace difícil creer que algún día exista igualdad económica en el mundo, pero espero que el país logre pronto cambiar las formulas financieras que incrementaron esta desigualdad. Creo que los jóvenes tendrán menos paciencia y tolerancia con las diferencias que sus padres. Tengo miedo que esos jóvenes, en particular los negros e hispanos que están viviendo a diario con muchas más limitaciones económicas que otros grupos, que notan grandes disparidades entre el mundo que ven en la televisión y el que viven en sus casas, y que no cuentan ni con ideas, ni preparación, ni recursos para resolverlas, caigan en las trampas que la envidia, el resentimiento y el desaliento crean en los humanos. La convivencia en el futuro puede ser mucho más complicada que en el presente y creo que veremos disturbios con tonos raciales y generacionales aquí también. Ojalá me equivoque.

Eduardo Brandt

Anuncios

septiembre 2011 - Posted by | ECONOMÍA, EEUU, Finanzas, La vida en EEUU

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s