Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

Halcones y palomas

Es la terminología usada para delinear las posturas opuestas en los debates geopolíticos y económicos aquí en EEUU. Cada vez que hay que debatir el presupuesto militar, o tomar decisiones sobra la iniciación o continuación de una guerra en el extranjero, las palomas buscan alternativas pacíficas, y los halcones buscan intervención militar.

Pero esa terminología también se usa en el ámbito económico cuando definimos a los bandos que debaten las estrategias del gobierno y la Reserva Federal (el “Fed”). Las reuniones y decisiones del Fed se volvieron populares hace muchos años, cuando el público empezó a entender la influencia que esta institución “independiente” tiene en el rumbo económico del país. Bajo el mandato de Alan Greenspan, quien fue originalmente designado por Ronald Reagan en 1987, y luego mantenido en su cargo por los tres presidentes que le siguieron, el Fed mantuvo, en términos generales, una postura definida como “acomodadora”, en la que las “palomas” dominaron. A lo que me refiero es que prefirió continuamente favorecer el crecimiento económico de corto plazo con tasas de interés bajas. También fomentó la postura independiente de la empresa privada y la inhibición en los entes estatales regulatorios.

Antes de la gran crisis del 2008, Greenspan había expresado públicamente que su mentor filosófico era Ayn Rand, una escritora judía y norteamericana de origen ruso cuya familia había escapado la crueldad estatal en su tierra nativa y siempre expresó el amor por la libertad individual y el desprecio por  el control estatal e incluso por la influencia de la sociedad en la persona. En términos simples, su propuesta es la siguiente: No me molesten, y que cada cual resuelva por su cuenta. Es un sistema que funciona muy bien para los que tienen suficiente inteligencia, ambición y recursos, pero en también puede dejar a muchos aplastados.

Greenspan adopto esa filosofía y la transmitió a sus decisiones económicas. Fue un período de gloria para inversores, especuladores, incluso para los ladrones de alto vuelo, ya que generó un ambiente de optimismo y euforia que infló varias burbujas en distintos mercados, culminando en el inmobiliario. La clase media también se benefició temporariamente por la apreciación de esos activos y la abundancia de crédito fácil. Pero eventualmente la acumulación de excesos terminó reventando todas las burbujas, y causó el pánico financiero del 2008.

El colapso en las valuaciones viene causando dolor económico y anímico a los millones que no encuentran forma o razón para mantener corrientes sus enormes deudas. El resultado ha sido entre otras cosas, la peor crisis económica desde los 1930s, y una interminable pila de juicios en los juzgados. Después de la crisis, Greenspan admitió que no había entendido correctamente las consecuencias que sus decisiones iban a tener.

Para cualquier gobierno, la apuesta es fácil, prefieren a las “palomas” ya que estas van a apostar a mantener las tasas bajas para ayudar al crecimiento económico a corto plazo. Las consecuencias a largo plazo, que políticamente se define como “mas allá de mi re-eleccion”, son de mucho menor importancia. Por ahora, el Fed bajo Obama, sin duda ha mantenido su postura “acomodadora”, no solo por las tasas de interés, también por sus enormes inyecciones de liquidez en el mercado, oficialmente definido como “Quantitative Easing”, y repitiendo esa vieja estrategia de usar la semántica para complicar las cosas, con el objetivo final de confundir a los desentendidos.

Lo peor de la crisis quedó atrás, y lentamente los índices cada mes muestran algo mejor, pero hay muchos que piensan que el Fed, al igual que muchos bancos centrales, está bailando al borde del abismo con esta postura, y los riesgos inherentes,  que incluyen el posible desmoronamiento de la moneda, y un golpe doble de inflación y tasas de interés altas, afectaran a la economía por muchos años en el futuro. Los informes del Fed muestran que en la última reunión hubo cinco votos de “palomas” contra cinco de “halcones”, quienes quieren empezar a atacar al peligro inflacionario ya mismo, subiendo las tasas y retirando las inyecciones de liquidez, o sea descuidando el presente para afianzar el futuro. Pero el jefe del Fed, Ben Bernanke es el palomo mas grande de todos, por lo que la probabilidad de que la postura de los halcones prevalezca por ahora sigue dudosa.

Los que manejan grandes capitales siguen están reuniones con la misma atención que el resto de nosotros, los mortales comunes, seguimos los noticias de nuestro equipo favorito y cualquier otra cosa que nos quite la apetencia cerebral. Y da la impresión que ya algunos alcanzaron un grado de preocupación inusual. Los síntomas se ven en las apuestas a los metales preciosos, que al margen del bajón muy reciente en la plata, han venido rompiendo records, y en las apuestas que se ven en los mercados de divisas. En este último caso la ventaja que aún le queda al dólar es que es que su riesgo es relativo a las otras monedas, y cuando uno lo ve de esa manera, la realidad es que “no esta tan mal”. Es como aquel hombre en el pueblo al que no le gustaba mucho su novia, pero cuando empezó a analizar todas las otras disponibles decidió quedarse con la que tenía.

Lo concreto es que en esta nueva era de grandes intervenciones y manipulaciones diseñadas a favorecer el status quo y el corto plazo, cuando los andamios no aguanten la presión, viviremos muchas crisis y cimbronazos, sea en Miami, San Pablo, París, Shanghai o cualquier otro pueblo perdido, y no podremos escaparles porque en este ambiente de inflación al acecho, dejar la plata en el banco con las tasas por el suelo, es una invitación a regalar el poder adquisitivo. Lo único que hay que decidir es adonde invertir el dinero para que nos golpeen menos y con un poquito de suerte nos caiga un vientito en popa para seguir navegando. EMB

Anuncios

mayo 2011 - Posted by | ECONOMÍA, Finanzas, La vida en EEUU

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s