Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

La situación del mercado inmobiliario en el Sur de Florida

Todas las semanas se reportan estadísticas y opiniones sobre los mercados. Siempre es importante dar unos pasos atras y analizar los números con plazos más largos, como para separar al árbol del bosque.

Nuestra región ha experimentado unos cambios anormales para lo que se acostumbra en EEUU, algo mas parecido a las crisis financieras que se dan en otros países como el mío natal y los de otros lectores del blog. Después del bajón severo que ocurrió entre el 2006 y el 2009, los precios y el volumen de ventas de propiedades siguen estancados. Suben un poquito, luego bajan otro tanto, y asi van.

Lo mas positivo es que los números alarmantes en el desbalance entre la oferta y la demanda que vimos hace un par de años, no se han repetido, por lo que la posibilidad de un segundo bajón similar al primero,  cada vez se vuelve mas remota. El inventario de propiedades no invita a pensar que se va a repetir el pánico que permite otra caída repentina en los precios. Si los precios no bajan, quedan dos opciones, o siguen igual, o empiezan a subir.

Analizemos si es posible que empiezen a subir: Para que esto ocurra, tiene que ocurrir un desbalance, un aumento en la demanda sin que sea igualado por la oferta. Esto no va a pasar por ahora, no solo porque muchos siguen con miedo económico por la fragilidad del mercado laboral, y porque las nuevas normas en vigencia para la obtención de préstamos hipotecarios son mucho más estrictas y dejan afuera del mercado a un segmento importante de la población. Pasamos de la euforia en la que cualquiera obtenía un préstamo, que fue la bomba que infló la burbuja, al miedo que deja afuera innecesariamente a compradores con buenas credenciales, que pudieran comprar hoy a precios bajos con tasas de interés muy atractivas y afianzar muy bien su futuro económico.

Si las entidades hipotecarias fueran un paciente, un psicólogo lo catalogaría como “Bipolar”. Esa es , lamentablemente la realidad, y la razón por la que pasamos de extremo a extremo. Pero mirando mas a largo plazo, hay un par de factores que pueden alterar el balance oferta/demanda. Muchos constructores quedaron golpeados por la crisis y dejaron de operar. La construcción bajó mucho, y lleva ya dos años por debajo de los índices de crecimiento poblacional. Por ahora el problema está solucionado por el exceso de inventario previo y porque muchas familias se achicaron o consolidaron espacios, pero son soluciones temporarias.

Al otro factor lo catalogaría como “elemento sorpresa”. Me refiero a un cambio en la psicología colectiva. Que se despierte otro deseo grupal a comprar, si bien bastante mas leve que el del 2001 al 2005. Esto va a ocurrir natural y gradualmente cuando la economía y el mercado laboral mejoren, pero puede acelerarse mucho si se despierta un miedo inflacionario. No descarte esta posibilidad. Las acciones y retórica del gobierno federal y del Fed y su Chairman Ben Bernanke, son clarísimas en cuanto a su posición: Les preocupa  mucho más una deflación que una inflación y asi seguirán jugando sus cartas.         

Por ahora no se ven las consecuencias, pero la postura augura problemas para el dólar y también para todas las monedas, y como consecuencia, aumentos en los precios de los productos tangibles, incluyendo propiedades. Los que vivimos episodios inflacionarios en nuestros países recordamos como afectan a la gente. Todos quieren comprar hoy porque las cosas costarán mas mañana.

Aquí en Florida, un segmento que vió un cambio fuerte fue la venta de condominios en Miami, que subieron un 36% en Septiembre del 2010, en relación a Sept. 2009. Es una suba fuerte, producto de la influencia de los compradores extranjeros, algo que reporté en Agosto. Cuando lleguen las estadísticas de precios, en particular las de los productos de reciente construcción, también reflejarán una suba. Vale la pena recordar que ese mismo segmento fue el que lideró, empezando en el 2001, las subas del último ciclo.   EMB

 

Anuncios

noviembre 2010 - Posted by | America Latina, ECONOMÍA, EEUU

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s