Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

Los problemas de los desarrollados: 2da parte

Cuando leo lo que algunos dicen y hacen, no tengo explicaciones excepto pensar que los seres humanos tenemos inclinaciones hacia la esquizofrenia. Y ojo que no me refiero solo a las mentes mundanas, como la suya y la mía. No, me refiero también a la disociación mental en los capos que manejan los hilos del mundo.

El mes pasado, Olivier Blanchard, el principal economista del Fondo Monetario Internacional, les sugirió a los otros economistas principales, aquellos que manejan a los bancos centrales del mundo, incluyendo al principal, el Fed de EEUU, que tendrían que “reconsiderar”  los objetivos de limitar al 2% anual a la tasa de inflación deseada.

Recordemos que fue el mismo Fondo Monetario Internacional el que por décadas exhortó a los economistas de los bancos centrales y a los ministros de economía de cada país que controlen la inflación y que impongan un límite del 2% anual en sus  objetivos.  Ahora, Blanchard, con un par de colegas, publicó una tesis que contradice la postura anterior y que sugiere intentar buscar una inflación anualizada del 4% anual, una suba del 100% con respecto al objetivo anterior, con la excusa de que si están al 2%, cuando se venga la próxima crisis, no van a tener mucho lugar para maniobrar el recorte de las tasas de interés antes de llegar al cero%. Si están al 4%, entonces tienen el doble de munición  para recortan las tasas.

Antes de salir corriendo a revisar los textos de economía, vale la pena analizar el tema. La inflación es un método que tienen y utilizan los gobiernos con dos objetivos principales: Primero, si acumularon demasiadas deudas, es una manera de ir diluyéndolas. Por ejemplo, con una inflación del 4% anual, los precios se duplican cada 18 años, pero de la misma manera, si tienes una deuda fija, en términos reales  la cortas a la mitad porque la pagas en el futuro con la moneda devaluada por la inflación, o sea, nominalmente pagas lo mismo pero el poder de compra es mucho menor.

La segunda utilidad de la inflación es que crea una ilusión de crecimiento económico ya que genera actividad. La gente hace circular el dinero porque sabe que va a comprar menos en el futuro. Y es solo una ilusión, pero una que funciona. Los gobiernos y las empresas se dan el lujo de subir las pensiones y los sueldos, el problema es que ese dinero compra cada vez menos productos. Cabe destacar que en general, los grandes capitales saben sacarle provecho a la inflación por el aumento en actividad económica y la suba de los valores de los activos como los bienes raíces y las acciones. Muchas compañías se benefician porque la gente adquiere los  productos mas rápido. En general los mas perjudicados son los ahorristas, los pensionados y las familias de clase media y de bajos recursos, que ven que el dinero compra cada vez menos y se les hace mas difícil llegar a fin de mes con el salario del mes pasado, pero el bienestar de estas clases no son prioridad de la mayoría de los gobiernos.

Por eso supongo que muchos de estos gobiernos, al que igual que los bancos centrales, se estarán salivando con la noticia de que, no solo pueden buscar una tasa de inflación mas alta, si no que además tienen el elogio del Fondo Monetario Internacional. Dígame, quien puede decirle “No” a tremenda tentación, especialmente en la situación en la que se encuentran tantos países, con deudas monstruosas y difíciles de pagar sin serios recortes en las expectativas y nivel de vida de sus habitantes. Si tuviéramos lideres honestos y capaces y sociedades maduras y responsables tal vez uno podría pretender que se hagan las cosas bien y que se ajusten las cuentas, pero la realidad mundial invita a pensar otra cosa. La inflación es, lejos, el camino mas fácil.

La mayor parte del mundo desarrollado sigue aún en una ola deflacionaria producto de la destrucción masiva del crédito excesivo, aunque las enormes inyecciones de liquidez de los bancos centrales han aliviado su golpe y duración. Ese crédito excesivo que gran parte del mundo acumuló en los últimos 30 años fue una época de crecimiento económico e integración global, pero como muchas fiestas, terminó en excesos, pero los gobiernos siguen empeñados en posponer la limpieza. 

Cuidado porque si el monstruo inflacionario se despierta, se vuelve difícil de controlar. Si esto ocurre, todos esos trillones de dólares invertidos en bonos de larga duración, sean gubernamentales , municipales o corporativos, perderán valor ya que las tasas de interés subirán para compensar la inflación, y lo que ofrecen hoy no va a alcanzar. Cuidado, no acepte promesas fijas a largo plazo, sean de un gobierno o una aseguradora. Hay unas promesas a las que uno no le puede escapar, hablo de la pensión del gobierno, como el Social Security de EEUU, o tal vez de su empresa. Esas ya fueron aceptadas y están fuera de su control, pero sin duda recomiendo acatar el consejo que los “alarmistas” vienen anunciando desde hace 20 años: No dependas de ellas para intentar cubrir todos tus costos después del retiro porque vivirás en la pobreza.

El futuro sigue bastante incierto, hay cambios en el mundo, hasta en la antigua postura del Fondo Monetario Internacional.

Anuncios

marzo 2010 - Posted by | America Latina, ECONOMÍA, EEUU, Finanzas

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s