Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

Haitianos que creen los mismo que Pat Robertson

Poco después del terremoto de Haití, el popular evangelista cristiano Pat Robertson le dijo a su estimada audiencia de un millón de televidentes que la tragedia en Haití fue consecuencia del supuesto pacto que algunos Haitianos habían hecho con el mismo diablo “Satanás” hace mas de 200 años para que los ayude a escapar la esclavitud e independizarse de los franceses.

Es fácil criticar a este personaje de mente muy estrecha y arrogancia muy ancha, y pronto le llovieron palazos de todos los rincones. También se oyeron muchísimas voces cristianas para distanciarse de la postura del popular y millonario evangelista.  Tratando de entender si existe alguna otra razón para que haya dicho lo que dijo, me pregunto si tal vez Robertson  esté agotado de que le pregunten porque Dios permite estas cosas, y se le ocurrió decir algo que podemos resumir de esta manera: Dios lo permitió pero tenía una excusa.

La realidad es que es una pregunta difícil para muchos. En Haití, casi todos creen en lo sobrenatural, la mayoría practica una especie de catolicismo sazonado con las creencias espirituales importadas de África hace dos siglos.  Pero incluso muchos Haitianos, parecen tener una explicación similar a la de Robertson. La periodista Michelle Faul entrevistó a algunos: En la catedral, el sacerdote Eric Toussaint contó como sobrevivió, casi por milagro. “Vi la destrucción de la catedral por esta ventana”, dijo, en lo que queda de la oficina de la arquidiócesis. “No estoy muerto porque Dios tiene un plan para mí­”. Que lástima que Dios no incluyó en el plan a tantos miles de sus conciudadanos, incluyendo todos los chicos que murieron. Otros entrevistados, sin embargo, se mostraban enojados. “Es una catástrofe y fue Dios quien nos la envió”, dijo Jean-Andre Noel, un técnico informático de 39 años. Otros mas creían que Dios les enviaba un mensaje para que terminen con la corrupción política, y otros para que se motiven a combatir el control que ejerce la elite de piel mas clara sobre el resto de la población. En fin, como siempre, cada cual cree lo que quiere, y al que no se le ocurre nada, repite lo último que escuchó.

Los que creen como Robertson, que esto es parte activa del plan de Dios supongo que al menos se pueden preguntar si la reacción de Dios no fue un tanto tardía y demasiado severa, viendo que tantos miles murieron  aplastados como consecuencia de lo que supuestamente hicieron sus antepasados en el siglo 18. La realidad es que la explicación es un poco mas compleja: Haití es el país mas pobre dentro de un continente donde abunda la pobreza. Tiene una historia de corrupción política, una población de baja educación e infraestructuras deficientes en todos los sectores. Los geólogos ya habían anticipado que este terremoto podría ocurrir y que podía devastar la región, pero como ningún temblor de esa magnitud había ocurrido en mas de 200 años, esos avisos fueron totalmente ignorados. Además hay que recordar que en un lugar donde hay tanta pobreza, es muy difícil empezar a implementar mejores códigos de construcción, otros temas son mucho mas urgentes.

La tragedia de Haití no fue culpa de Dios o de Satanás, al margen que cada vez que pasa algo malo, los dos sean continuamente elegidos como chivos expiatorios. La realidad es que no fue “culpa” de nadie en particular, a menos que culpemos a nuestro planeta y su necesidad de regenerar la corteza, algo que viene haciendo hace miles de millones de años. Los Haitianos ignoraron las necesidades del planeta, y el resto, todos nosotros, no hicimos casi nada para ayudarlos a recordarlas o solucionarlas.  Es que los seres humanos actuamos influenciados por nuestra memoria de corto plazo, nos enfocamos en las cosas urgentes e ignoramos las otras. De vez en cuando el destino nos hace recordarlas.

La necesidad ahora es realmente urgente y la ayuda esta llegando pero recordemos también cuando pase la urgencia.

Anuncios

enero 2010 - Posted by | America Latina, EEUU, El mérito de la duda

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s