Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

La crisis inmobiliaria. Análisis de las opciones

Opcion 1: Obligar a todos los bancos a aceptar una reducción de las deudas.

Si las hipotecas se reducen al monto  del valor actual de la propiedad, esto crea un incentivo al dueño a retener la propiedad y continuar con sus pagos, y el dueño que está en problemas financieros puede vender hoy y cancelar la hipoteca. Pero en la práctica los bancos tendrían que aceptar aun menos que el valor actual ya que la venta requiere gastos y muchas de estas casas no están bien mantenidas ni presentadas, por lo que no se venderían tan fácil ni tan rápido, especialmente en este mercado donde los compradores son pocos y distantes. La valorización de cada propiedad abriría un debate entre las partes. Para los que se quedan en su casa: ¿Cuando la propiedad empieze a subir de precio, a quien le corresponde esa futura apreciación? Los bancos quisieran estar seguros que quede en sus bolsillos, lo que le quitaría parte del incentivo al dueño.

 

¿Hay alguien opuesto a esta idea? Si muchos. Cada propiedad que se venda resultaría en una pérdida grande para los bancos, que no podrían solventar la magnitud de los montos. Si no hay suficientes compradores preparados y motivados para comprar, los precios de venta continuarían por el suelo ya que unos pocos inversores elegirían entre una multitud de propiedades. Al caer los bancos, las perdidas las tendría que solventar el gobierno de EEUU. ¿Tiene reservas el gobierno para solventar el quiebre de los bancos? Por supuesto que NO, en realidad el gobierno está en una situación contable similar a los bancos, es decir, muy mal por las deudas que ya tiene, pero el gobierno sabe que necesita a la banca, y ademas tiene una ventaja (por ahora) que la banca privada no tiene: Aún se lo considera un deudor confiable, por lo que puede seguir pidiendo prestado, y a tasas muy bajas. Y por supuesto cuando hablo del gobierno me refiero a todos los contribuyentes que vivimos en EEUU ya que el gobierno requiere de nuestros impuestos para solventar todos sus gastos. En otras palabras, si los dueños deben mucho por sus casas y el gobierno obliga a los bancos a aceptar una reducción de la deuda, el caso se repite millones de veces, los bancos quiebran, el gobierno los nacionaliza y todos los contribuyentes pagan las perdidas, con interés, ya que no hay dinero para pagarlas ahora. Será una “transferencia de dinero” de enorme escala. O también lo podemos llamar un robo.house-for-sale

 

¿Cuánto va a costar? Se calcula que las pérdidas por préstamos de bancos originados en EEUU acumulan  3,600 miles de millones de dólares ($12,000 por cada adulto y niño), es difícil calcular cuanto va a terminar aportando el gobierno, pero sin duda va a agregar mucho a la deuda ya existente.  Esto se va a pagar, o con impuestos mas altos, o con inflación por los próximos 25, 50 o 100 años. Especialmente para la gente joven, es una carga que les va a molestar (cuando se enteren).

Me hace pensar en los gobiernos norteamericanos futuros… ¿Será posible que aquí también la gente joven demande algún tipo de revolución en 20 o 30 años? Hummmm…

¿Si hace unos años, después de los ataques terroristas musulmanes, cuando el gobierno de Bush planeaba la invasion de Iraq para derrocar a Saddam Hussein,  alguien le hubiera dicho que el próximo presidente de EEUU iba a ser un moreno hijo de un africano con los nombres Barack Hussein, ¿Usted le hubiera creído o se hubiera muerto de risa?

Y vió que escribí la palabra “nacionaliza”. Si, otro impensable. Si hace solo 3 o 4 años alguien le hubiera dicho que en este, el país del mercado libre por excelencia, el gobierno nacionalizaría la banca, lo hubieran tildado de loco. Ahora, cada vez mas, se esta volviendo una opción necesaria.

Aún teniendo en cuenta las consecuencias, esta opción de obligar a los bancos a reducir las deudas puede terminar siendo implementada por el gobierno, pero antes de hacerlo, el gobierno tiene que tener un plan de acción para los bancos que vayan cayendo y además tiene que activar mecanismos para que vuelvan los fondos al mercado hipotecario para que el comprador típico (quien no tiene un historial perfecto de ingresos, crédito y reservas), pueda obtener un préstamo para comprar una de la multitud de casas en el mercado. Hoy, esos fondos no están disponibles, y antes de que lleguen habría que resolver algunos “detalles”, ya que la facilidad anterior para obtener préstamos fue una  de las razones por las que estamos en este lío. Si esta opción se implementa mal, el remedio será peor que la enfermedad. La magnitud del problema hace que esta sea una crisis diferente, que va a generar cambios profundos, por eso cada opción se debate a fondo. Y mientras tanto los precios siguen bajando.      

 

 

Anuncios

febrero 2009 - Posted by | ECONOMÍA, EEUU, Finanzas

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s