Se permite pensar

Hagamos preguntas, la ignorancia es cara

Una deuda vergonzosa

Si visitó Nueva York, tal vez vió el reloj tablero que cuenta el monto de la deuda publica de EEUU. Este número aumenta con muchísima velocidad ya que el monto crece aproximadamente $3,400 MILLONES de dólares por día. El reloj causó noticias en Setiembre del 2008 cuando el número alcanzo 10 millones de millones (1 mas 13 ceros), y se le acabaron los dígitos al tablero, por lo que la organización Durst, que lo patrocina, tuvo que hacer cambios temporarios, removiendo el símbolo $ para agregar un dígito mas hasta que el nuevo tablero este listo.

Para poner el número en perspectiva, digamos que la cifra es mayor a $35,000 por persona, y esto es aún si contamos a todos de todas las edades. Para una familia típica la deuda pública es de casi $100,000, sin incluir por supuesto, ninguna otra deuda personal o familiar. Cabe destacar también que estos números recién empiezan a mostrar las consecuencias de los rescates gubernamentales que están debatiéndose e implementándose este año, o sea que pronto va a ser mucho mas alto. El gobierno Bush agregó en 8 años $4,000,000,000,000 al total. ¿Se acuerda lo que Bush le pidió al pueblo despues de los ataques del 9/11? Le pidió que salga de compras porque la economía estaba estancada. ¿Sacrificios? No gracias. Y Obama parece ir en la misma dirección.  

Dada la crisis económica y financiera, y las realidades políticas de esta democracia de mas de 200 años de antiguedad, no hay perspectivas reales de que se vaya a empezar a atacar el problema en los próximos años. Lamentablemente, cada año que pasa complica las cosas mas ya que demográficamente EEUU está envejeciendo. La numerosa generacion “baby boomer” está empezando a alcanzar edad de retiro, cuando dejará de contribuir al sistema y comenzará a recibir las promesas mensuales del Seguro Social y a recibir los beneficios médicos de Medicare. Estos dos programas están en el epicentro del problema, ya que si nos proyectamos un par de décadas en el futuro, los números simplemente NO CIERRAN. Hay dos opciones, o se empiezan a cortar los beneficios drásticamente, o se empieza a colectar muchos mas impuestos de los contribuyentes.

Pero le pregunto: ¿En las últimas elecciones, se animó Obama a plantear este dilema? ¿Y Mc Cain? Por supuesto que no, simplemente hubieran perdido demasiados votos.

El pueblo no quiere oir la verdad, en realidad lo que quiere oir es que el presidente va a arreglar las cosas, SIN cortar beneficios y SIN subir los impuestos. En otras palabras, el pueblo demanda algo imposible, pero en esta democracia, como en todas, el que es elegido es el que promete mas. Lamentablemente se penaliza al que dice la verdad, por lo que ya ningún político ni siquiera lo intenta.

Ahora que ya asumió el mando, Obama tiene la posibilidad de dirigirse al pueblo y demandar sacrificios reales para empezar a dar vuelta la dirección de este “Titanic” económico, pero recordemos que cuando los presidentes modernos toman decisiones, la re-elección es un factor preponderante. Obama y los demócratas tienen que preguntarse: ¿Si le piden demasiados sacrificios al pueblo, este mismo pueblo los perdonará  en las elecciones presidenciales del 2012? Si no están seguros, optaran por seguir financiando la deuda y pasarle el problema al próximo gobierno, al mejor estilo George W. Bush. Por ahora oigo mucho de “estímulos” y muy poco de sacrificios reales, o sea que todo indica que eso es exactamente lo que harán. La ventaja que tiene Obama es que recibió la mayoría del voto joven, y son ellos los mas interesados en el futuro ya que tendrán que pagar las cuentas de nuestro consumo actual. Ojalá que se anime a aprovecharla. Por suerte los inversionistas mundiales aun consideran al gobierno de EEUU como deudor confiable, por lo que el gobierno puede, por ahora, pedir prestado todo lo que quiera, y a tasas muy bajas. 

Pero la consecuencia de todo esto es que la próxima generación en este país tendrá que trabajar mucho mas y acostumbrarse a vivir con mucho menos. Tendrán mas impuestos y menos beneficios de pensión (del Seguro Social) y de cobertura médica (de Medicare).

El legado que estamos dejando me da verguenza. Mis hijos y los suyos tendrán que agarrar la pala para rellenar este hueco que le estamos regalando. Se calcula que en unos 40 años, la MITAD de los salarios de mis hijos tendrán que ser destinados a pagar los beneficios de los retirados. Y ellos tendrán que pagar TODOS sus gastos con la otra mitad, ademas de ahorrar para su propio  retiro en algo mas confiable y seguro que el plan del Seguro Social y Medicare en el 2075. usdebtandthe-presidents-2010

 Esta es una actualizacion de un articulo publicado aqui anteriormente

 

 

 

Anuncios

enero 2009 - Posted by | La vida en EEUU

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s